l l  
 
Confiabilidad

El máximo valor intrínseco de la confiabilidad viene establecido por el diseño del equipo.
Tecnologías frágiles, obsoletas o no probadas resultan en procesos de baja confiabilidad. Alta confiabilidad intrínseca es algo relativamente fácil de alcanzar en equipamiento estático como recipientes, cañerías y sistemas de distribución de energía. En equipamientos complejos como los equipos rotantes, esto es mucho más difícil de lograr.

Nuestro concepto de la gestión de los activos incluye un sistema de manejo de confiabilidad en el que quedan asentadas las condiciones de cada equipo al ser monitoreado, revisado o reparado, realizando el seguimiento de la causa para cada equipo que falla. El análisis de la confiabilidad incluyendo la prognosis aplicada al mantenimiento, provee la información necesaria para extender el tiempo operacional y evitar la salida de servicio del equipo. La mejora continua elimina las causas de falla y asegura total efectividad y retorno de lo aplicado en la gestión de los equipos.

Poseer confiabilidad es una condición necesaria y fundamental para el éxito del conjunto. Confiabilidad es apuntar a un objetivo y no el objetivo final.